Devil may cry 4

Progreso del doblaje
Proceso total 100%

Categoría: Videojuego

Género: Acción

Estudio: Capcom

Año: 2008

Escenas: 15

Duración: 4~12 min. por escena

Estado: Finalizado

Jesus Valle

DIRECTOR/mezcla
guión

REPARTO

Nero – Jesús Valle
Dante – Alvaro Polo
Sanctus – Neto Doblaje
Agnus – Luisma Albarracín
Credo – Joseba Cordón
Credo (Substitución) – Gabriel Fernández-Gil
Kyrie – Laura Monedero
Trish/Gloria – Clara Quera
Lady – Noelia de Luis
Berial – Alvaro Polo
Bael/Dagon – José Miguel Real
Antenas de Bael – Lidia Colom
Echidna – María Cebrián
Antenas de Dagon – Alexandra Janas

 

EPISODIOS

Sanctus se encuentra en la iglesia de la ciudad dando un sermón sobre las hazañas del caballero Sparda, por tal de promover la fe de los habitantes hacia él. Nero, decide irse y pasar del sermón. Antes de hacerlo, su brazo demoníaco brilla con intensidad y de repente aparece Dante, quien mata de un disparo a Sanctus y masacra a sus soldados.

Nero intenta sacar de allí a Kyrie, que vuelve para ayudar a su hermano Credo. Ésta choca y cae a los pies de Dante y Nero se lanza hacia él y lo entretiene para que puedan huir.

Nero se enfrenta ferozmente a Dante, pero éste se muestra aburrido y poco interesado en la batalla. Finalmente Nero juega todas sus cartas y le da una paliza de muerte, atravesándolo con su espada y dejándolo colgado en la estatua central de la iglesia. Cuando Nero se dispone a marcharse, Dante baja como si nada y se acomoda, mostrándole a Nero que en realidad los guardias eran figuras demoníacas.

Kyrie, Nero y Credo, se encuentran en la iglesia observando los desperfectos causados por la batalla. Kyrie se acerca a Nero y le entrega una caja que lleva la espada «Red Queen», como un regalo de Credo. De repente, un temblor sacude el lugar, y al salir se encuentran una invasión demoníaca masacrando a los ciudadanos. Así que Credo decide evacuarlos al cuartel general dejando a Nero a cargo de los demonios.

Nero, en uno de sus trayectos, se topa con Berial, el emperador del fuego del Infierno, el cual acababa de volver al mundo humano después de 2000 años. Nero hace muestra de su chulería, y consigue enfurecer al gran demonio, enfrentándose a él y derrotándolo, aunque en el último momento consigue huir y atravesar el portal demoníaco para reponer fuerzas.

Nero sigue con su camino, encontrándose con Gloria, una de los exterminadores de demonios de La Orden. Nero prosigue con su misión y llega hasta el Castillo Fortuna. Allí es sorprendido por dos mujeres envueltas por un aura azul, que en su fracasado intento de atraer a Nero, lo atacan.Tras los ataques aparece Bael, una enorme y apestosa rana que usaba a las mujeres como cebo. Tras vencerlo, el portal dimensional hacia el infierno sigue abierto entrando los hermanos de Bael. Nero los expulsa y cierra el portal.

Sanctus, después de ser asesinado por Dante, vuelve a la vida ya en su forma demoníaca. Ante los ojos de Credo, sigue fingiendo una falsa honestidad, y despierta mucho la curiosidad de Agnus, el científico de la orden. Por otro lado, Nero llega al centro de investigaciones de Agnus, donde él lo recibe expectante. Como de costumbre, Nero provoca a Agnus y éste le revela las verdaderas intenciones de la Orden y Credo

Tras ser derrotado, Agnus queda maravillado ante el poder demoníaco de Nero y le cuenta los planes de Sanctus. Entonces, en un ataque sorpresa, invoca a sus armaduras y deja a Nero atrapado. En el último momento, Nero consigue resucitar a Yamato y tomar su forma demoníaca, movido únicamente por el deseo de proteger a Kyrie. Tras derribar a las armaduras y lanzar a Agnus por los aires, aterrorizado por el inmenso poder despertado en Nero, Agnus huye volando del lugar en su forma de ángel.

Nero se dirige hacia el bosque donde se cruza con Dante fugazmente. Mientras, Agnus, furioso pide explicaciones a Credo sobre el poder demoníaco de Nero. Es entonces cuando despierta el interés de Su Eminencia. Éste da a Credo la orden de traer a Nero y a la espada Yamato. Nero, ya en el bosque, es sorprendido por un demonio llamado Echidna, que lo ataca por sorpresa varias veces, y desespera con sus provocaciones. Al vencerlo consigue escapar a través del portal demoniaco del bosque.

Nero libra una batalla contra Credo, el cual ha sido enviado por Su Eminencia para capturarlo a él y a Yamato. Nero lo derrota, pero es entonces cuando Kyrie aparece y lo ve junto a Credo herido tras la batalla, así que Agnus también hace acto de presencia para aprovechar la situación y raptarla. Más tarde, Nero llega al cuartel de la Orden donde guardan a Kyrie, a la cual solo rescatará venciendo primero a Agnus.

Los caminos de Nero y Dante vuelven a coincidir, y como no, el segundo tiene la intención de recuperar la espada de su hermano. Tras una feroz batalla, Dante junto con su pasotismo característico, deja clara su experiencia en combate ante Nero. Tras derrotarlo, y para sorpresa del joven, decide prestarle Yamato a Nero tras ver su desesperación, y le deja proseguir con su camino para salvar a Kyrie. Pero no todo son flores, el destino de Nero tan solo ha comenzado a retorcerse.

Nero es encerrado por su Eminencia en el núcleo del salvador, absorbiendo su poder para dar más fuerza a la creación diabólica. Mientras Dante y Trish observan el panorama, Credo, en su último aliento, pide a Dante que destruya al salvador y salve a Kyrie y a Nero, ya que es el único que puede lograrlo. Dante acepta y se pone en marcha camino hacia la ciudad de fortuna, derrotando a los demonios que se interpongan, en este caso, a Echidna.

Dante prosigue con su camino para encontrarse de una vez por todas con Sanctus, no sin cruzarse antes con más demonios: primero a Dagon, un demonio sapo con dos antenas que finalizan con dos mujeres excitadas que usa para atraer a aquellos inocentes, es el hermano de Bael. Luego finalmente se encuentra con Berial, el cual fue derrotado por Nero, pero escapó en el último instante. Tal y como se aprecia, su camino estará lleno de obstáculos hacia su objetivo: El salvador.

Una función teatral entre Agnus y Dante da comienzo a esta escena. Dante está a dos pasos de recuperar a Yamato, pero la espada es demasiado importante para Agnus, e indispensable para sus investigaciones. Dante pasa por encima de Agnus, no sin antes dejarle caer la importancia del lado humano de todo demonio. Más tarde, recupera la espada Yamato y se reúne con su Eminencia, para enzarzarse en una batalla para rescatar a Nero y poder salvar el mundo de una vez por todas.

Comienza la última batalla. Una vez liberado Nero, nuestros protagonistas se unen para dar fin a aquello que empezó todo: Dante desde el exterior dándolo todo contra la enorme estatua del salvador, y Nero dispuesto a salvar a Kyrie de una vez por todas. No cabe duda de que su Eminencia no se quedará plantado esperando, pero… ¿Podrá mover ficha contra dos herederos de la sangre de Sparda? No cabe duda de que no será fácil, y de que habrán muchas sorpresas, así que… ¿a qué esperáis para verla?

Finalmente Sanctus ha sido derrotado, y la paz parece haber llegado. Tras una entrañable despedida, Dante cede el legado de su hermano a Nero, la espada Yamato. ¿Volverán a verse nuestros amigos?

Comentarios